divendres, 17 d’agost de 2012

Wislawa Szymborska: novetat editorial

Wislawa Szymborska
Más lecturas no obligatorias
Traducció de Manel Bellmunt Serrano
Ediciones Alfabia
200 pàgines
20 euros






EL LIBRO DE LOS GATOS HABILIDOSOS DEL VIEJO POSSUM
THOMAS STEARNS ELIOT

Thomas Stearns Eliot escribió La tierra baldía con el ceño sombríamente fruncido. Y estos jocosos poemas no hacen sino acentuar aún más la cruda y triste temática de sus grandes obras. La broma es, bajo mi punto de vista, la mejor garantía de seriedad; un aval de que esa gravedad deriva del convencimiento y la elección, y no de una limitación psíquica. Es evidente que Thomas Stearns Eliot no necesita de avales ni garantías. Y lo digo por si hay algún poeta que lleve en mente escribir algo tan serio como La tierra baldía; si así es, que se acuerde también de escribir algo tan "volátil" como este ciclo de poemas sobre gatos. No es necesario que sean gatos; puede escribir sobre perros, vacas, pavos, cárabos, carcoma (aunque sea), o algún pequeño escarabajo. O bien, simplemente de gatos. Después de leer la obra queda claro que el tema aún no está agotado. Su traductor, Andrzej Nowicki, nos regala nueve de los catorce poemas que componen el original, todos ellos traducidos de manera ingeniosa. Esos cinco poemas no traducidos tampoco agotan el tema. Cada gato es una personalidad, por lo que se convierte en un proyecto literario independiente. Algo que el mismo Thomas Stearns Eliot sabía perfectamente. Además de eso, el gato posee determinados rasgos inequívocamente felinos que tampoco han escapado a la atención del poeta. Presten, por favor, atención a la cita: "Siempre está en el lado equivocado de la puerta / y aunque solo hace un momento que salió, ya vuelve a querer entrar". Cualquiera que conozca a los gatos aplaudirá dicha observación. La vida del que tiene un gato se convierte en un constante abrir y cerrar de puertas. Con los perros hacemos ejercicio en espacios abiertos. Con los gatos, dentro de casa. En uno u otro caso salimos ganando, porque no hay nada peor para el estómago y el alma que ser víctima de la inercia y el marasmo.

Traducción del  inglés de Andrzej Nowicki, ilustraciones (bonitas y divertidas) de Jasnusz Grabianski. Varsovia: "Nasza Ksiegarnia", 1970.