diumenge, 9 de maig de 2010

Raquel Lanseros: dos poemes inèdits

Raquel Lanseros
Va néixer a Jerez de la Frontera el 1973 però viu a Lleó, on va llicenciar-se en filologia anglesa. Autora de cinc reculls poètics, Croniria (2009) és el darrer que ha publicat. La seva és una obra feta de troballes temàtiques i verbals sàviament incardinada en una tradició de la qual beu i a la qual es dedica alhora a capgirar d'acord amb uns criteris contemporanis. Una de les noves veus més notables de la poesia castellana.

Foto Francisco Javier Martínez


LA INCESANTE METAMORFOSIS

Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres
(según las últimas estadísticas).

Dámaso Alonso

Que los cinco millones de habitantes largos
animando el Madrid contemporáneo
sean o no cadáveres es sin duda harto incierto
un argumento en suma demasiado complejo
de analizar ahora.
Me inclino por dejar
la crítica social para otros foros.

Lo que sí es innegable
es que el millón de muertos aludidos
–tan sarcásticamente–
son en la actualidad un millón de cadáveres auténticos.

Poetas: no tengáis nunca miedo
de estirar demasiado una ironía.
No existe una metáfora
–ni la más arriesgada–
que el tiempo no se encargue
de transformar despacio en verdadera.


LANÇEROS

Qué habría sentido yo
hija de mil cañadas
heredera de albéitares y herreros
del sudor abatido de los hombres a pie
que surcan en campaña cualquier tierra
en el nombre de un dios de quien nada pretenden.

Siempre es así. La sangre frágil de los desposeídos
viene a saldar la deuda
de la eterna codicia de unos pocos.

Sí, mis antepasados estuvieron en Flandes
aferrando los dedos a sus lanças de palo.
¿Para qué? ¿Para quién?
Cachorros extirpados de sus pueblos
por la pobreza seca
siempre tan aliada de las guerras ajenas.
Acechaban las aguas donde el cruel septentrión
castigaba sus huesos.
Ellos pierden la vida. Otros ganan el oro.
Qué habría sentido yo.